El uso de hisopos para limpiar los oídos de su bebé

Los hisopos: ¿Amigos o enemigos de los oídos?  Nunca insertes un hisopo o cualquier cosa en el canal del oído de tu bebé.  De hacerlo, puedes fácilmente perforar el tímpano del oído. 

La cera de los oídos (o el cerumen) es la protección natural del canal del oído y por lo general no es necesario sacarla de los oídos de tu bebé.  Si estás preocupada por la acumulación de cera en el oído de tu bebé, coméntaselo al doctor.

De otra manera, la cera se saldrá por sí misma con el tiempo y es muy probable que al meter un hisopo, la empujes más al fondo.  En lugar de eso, limpia la parte de afuera (la salida) de los oídos de tu bebé con una toallita de algodón humedecida con agua tibia.  ¿Cómo le limpias los oídos a tu bebé? http://bit.ly/GDFcbj

Posteado por Claudia Andrade el 11 / 04 / 2012

Comentarios


(requerido, no mostrado)