La mayoría de las erupciones son de rutina

La piel del recién nacido puede presentar una variedad de cambios en las primeras semanas de vida. Después de todo, su bebé ha estado esencialmente flotando en un “baño de agua caliente” durante los últimos nueve meses. 

Muchas veces las erupciones son comunes y benignos, aunque no deja de ser una preocupación para los padres. 

El acné de bebé, que puede estallar en los primeros días de vida, es una reacción temporal al resto de los estrógenos de la mamá en el torrente sanguíneo del bebé y debe desaparecer por sí solo en varias semanas. 

Pequeños granitos blancos en la nariz, conocidas como milia, son otro hallazgo benigno de la piel que son el resultado de las glándulas sebáceas bloqueadas.  Otras erupciones como eritema tóxico, que aparecen como pústulas sobre una base rojiza, son comunes antes de que el bebé sale de la sala de recién nacidos.  La piel seca es otro motivo de preocupación, incluyendo la costra láctea, que a menudo desaparece con el baño de rutina con un jabón sin perfume.

Posteado por Claudia Andrade el 11 / 04 / 2012

Comentarios


(requerido, no mostrado)