Pasta De Lassar le da la bienvenida a María Amelia Bazdekis.

Maria

Maria Amelia es la escritora y editora del blog Mommylogue en la cual escribe sobre todo lo que más disfruta en la vida - su familia, sus viajes, la cocina, la música y cualquier cosa que tenga que ver con su cultura española. Nació en los Estados Unidos de madre madrileña y padre puertorriqueño, y creció aprendiendo a ser orgullosa de la lengua española. Es madre de tres hijas, entre ellas unas mellizas, y al hacerse madre empezó la segunda etapa de aprendizaje de su vida.

La puedes encontrar en su blog Mommylogue, en Facebook, en Twitter y en Pinterest.

Lean aquí su primer blog para la comunidad de Pasta De Lassar. Disfruten!

Como me hice “experta” en la rozadura de pañal

Aun me recuerdo de la primera vez que mi hija mayor sufrió de la rozadura de pañal. Estuve de compras y decidí llevarla a los aseos del centro comercial donde había ido. Ya me tocaba cambiarla y me acerqué a los servicios más cercanos. Había poca luz en el puesto donde estaba la mesita para cambiar a los bebés y no se veía bien. Dude de momento si debería irme a otra parte, pero decidí seguir adelante para que la niña no estuviera incomoda. Tape la mesita con la mantita que llevaba exprofeso para estas ocasiones, y la acosté sobre ella. Saqué el paquetito de pañitos húmedos, y al bajarla el pañal la pasé el pañito delicadamente una vez.

El grito que dio la niña me cogió completamente de sorpresa. Jamás había producido tal ruido. Pensé que tal vez el pañito estaba frío y que la había sorprendido. Esperé un momento y volví a pasarla el pañito… y volvió a gritar, y esta vez a llorar.

Me sentí como la peor madre del mundo. Me acerqué un poco más a la niña y me di cuenta de que tenía la piel rojita, pero al haber poca luz no lo había visto. Jamás la había pasado antes y no lo esperaba. La limpié lo mejor que pude, la puse un pañalito nuevo, y me fui inmediatamente a casa. Al llegar lo primero que hice fue quitarla el pañal para investigar lo que ocurría. Ahora sí que estaba roja. Me sentí tan mal por ella que yo misma lloré. Llamé al pediatra para pedirle consejos y fue ese día que me hice ¨experta¨ en la rozadura de pañal.

Mi hija la mayor no lo tuvo muchas veces, pero cuando llegaron las mellizas… ¡Uf! Las dos lo tuvieron con más frecuencia que la mayor. Es posible que fuera porque tienen la piel más delicada. La segunda melliza en particular tiene un cutis tan fino que casi con tocarla se la marca. Cuando se tiene mellizos, o varios bebés en pañales a la vez, parece que se pasa la vida cambiándoles. Y así fue para mí. Terminaba con una, y empezaba con la otra.

Babie

Entre mis experiencias con la primera, y el no parar de cambiar los pañales de las mellizas, aprendí como prevenir la rozadura de pañal, y como curarla al tenerla. Lo más importante es mantener al bebé limpito y seco para evitar que ocurra. Hay que asegurarse que el bebé no se quede en pañales mojaditos, y cambiarle con frecuencia. También hay que evitar productos que puedan irritar la piel del bebé. Y lo más imprescindible para mi era aplicar una buena crema de óxido de zinc (el ingrediente No.1 recomendado por los pediatras) en el área del pañal para crear una barrera protectora entre la piel y la tela. Haciendo esto último ayudaba prevenir las rozaduras lo máximo posible, aun cuando sufrían de deposiciones o diarrea.

Para esto la Pasta de Lassar es estupenda. La crema es muy suave y fácil de extender. Pero el hecho de que es fácil de extender no quita de que sea de larga duración. Esto significa que el bebé no se sentirá incomodo al aplicarla, y que seguirá formando esa capita de protección entre la piel tierna del bebé y su pañal. Y por supuesto la compañía Andrómaco es de ¨toda la vida¨ y de confianza.

Cuando tu bebé llora parece que es el fin del mundo. Pero como aprendí yo, la rozadura de pañal tiene principio y final. La Pasta de Lassar te puede ayudar a que pase eso tiempo de prisita.

¿Tienen algunos consejos? Comparten su experiencia con nosotros en nuestra página de Facebook o por Twitter.

logo-medium

Sana sana colita aliviada. Pasta Lassar es tu pomada.

Posteado por Claudia Andrade el 21 / 06 / 2012