Los Deportes, La Piel y La Pasta De Lassar

PDL

Escrito por

Maria

Maria Amelia Bazdekis, editora y escritora del blog Mommylogue. Encuentra la en su blog http://mommylogue.com, en Facebook, en Twitter y en Pinterest.

¿Que será del verano que nos hace querer mover el esqueleto tanto? ¿El calorcito del sol? ¿Lo largos que son los días? 

¿El horario más libre… al menos para los nenes? Pues todo,por supuesto. Pero al ser la temporada más divertida también se puede decir que es la más dura con la piel. Por supuesto el frio del invierno nos tortura y seca la piel, pero el verano lo hace de muchas otras maneras.

Tengo una familia deportiva. De pequeña no lo éramos. Mis padres querían que mi hermana y yo nos dedicáramos a los estudios, las lecciones de piano y a los amigos. Eso era suficiente. Pero hoy en día la vida a cambiado mucho y parece que si los hijos no están envueltos en algún deporte (además de los estudios, el instrumento y los amigos) que les falta algo necesario en la vida. Es sacrificado para mi horario de mamá dedicada al trabajo, al guisar comidas nutritivas y de cuidar del hogar, pero es un sacrificio que hago con amor. Me considero chófer aparte de cocinera, lavandera, ayudanta de domicilio, etc.

Uno de mis funciones más importantes es la de enfermera. Y con tanto deporte estoy constantemente curando ¨pupas¨. Con esto me ayuda la otra “enfermera” de la casa… la Pasta De Lassar.

El Atletismo – Mi hija mayor es miembro del equipo de atletismo de su colegio. Incluso este año ganó el premio de ¨Most Valuable Runner¨ entre las niñas. (Disculpen pero ya saben que a las mamás nos gusta presumir un pelín…) Sus pruebas favoritas son las Carreras Cross, las Carreras de Distancia y las Carreras de Vallas. Incluso se la da bien los Saltos de Longitud. Esto se supone un estado físico superior y horas y horas de entrenamiento. Tiene la tensión  súper  saludable y músculos fuertes.

Pero los pies… los pies… Si alguna vez te has fijado en los pies de un atleta son de pena. De tanto correr, de tanto rozar los zapatos a los pies, de tantos arañazos de ramas de árbol y piedras por culpa del Cross, los tiene hechos un desastre durante el año escolar. Y lo que más sufre son los tobillos y el talón. Aparte de los tropezones con la naturaleza y las vallas, de tanta repetición de rozar el zapato deportivo contra esta parte del pie se la quedan a la pobre hechos todo un callo. Por eso, al llegar a casa y lavarse bien, la pongo un poco de Pasta De Lassar en el piel para hidratar y protegerla. Incluso este verano la mandé al campamento por tres semanas con un tubo de Pasta De Lassar para que ella misma lo usara en las rozaduras de los pies. Me lo devolvió vacío.

(El cuidado de una mamá cura hasta los pies de un atleta)

La Gimnasia Artística - Otra de mis hijas, la menor de las mellizas, practica la gimnasia artística. Este deporte es precioso y artístico como dice el nombre, pero también es duro con todo el cuerpo. No hay parte del cuerpo que no sufra. En las manos se la forman callos y ampollas de agarrar y colgar de las barras asimétricas. Los pies, las rodillas y los codos se llevan golpes y rozaduras de dar contra el suelo, la barra de equilibrio y el caballo (o el potro). Pero hay veces que lo peor que ocurre son las mismas rozaduras de los leotardos que llevan las chicas. Este verano, al llevarlo puesto 5 días a la semana todo el día, se la roza la piel alrededor de los muslos. Y al saltar, rodar y columpiar esas rozaduras se irritan más y más hasta parecer rozaduras de pañal solo que más grandes y dolorosas.

(Las rozaduras características de los leotardos de gimnasia.)

A ella también la pongo Pasta De Lassar al volver con sus ¨cicatrices de batalla¨. La quita el escozor y la calma la piel.

El Golf - ¿¡El golf?! Tal vez piensen que estoy loca. Estoy segura que se están preguntando que clase de daño se puede hacer uno jugando al golf, salvo que te den con una bola a la cabeza. Pues sí. El golf, deporte de mi marido, también tiene lo suyo. El jugador del golf puede sufrir de dos cosas muy típicas con respecto a la piel, aparte del daño solar. Estos son las rozaduras de llevar la bolsa de golf con los palos al hombro, y las rozaduras de los palos y del guante en las manos. Hace un par de meses mi marido y yo jugamos al golf junto con mi hermana que lo intentaba por primera vez. Hizo un día frio y lluvioso, y ella y yo nos limitamos a jugar algunos hoyos y después a seguirle a mi marido en el carrito. Él no lo dejaba ni por lluvia, ni por viento, ni por nada. Lo que ocurrió fue que al mojarse el guante de golf que llevaba precisamente para prevenir la formación de ampollas en la mano por agarrar los palos, se le fue endureciendo el cuero del guante. Y al quitarse el guante notó que se le había formado una herida entre dos dedos que después se convirtió en una llaga. Pobrecito. Le dolía mucho y en su trabajo tiene que llevar guantes de goma puestos todo el día. Para ayudarle a proteger la llaga y evitar que le doliera más, le unte el dedo todas las mañanas y noches con Pasta De Lassar y así tan feliz.

En resumen… Hacemos muchos deportes en mi familia. Mi tercera hija juega en un equipo de baloncesto donde se la queda las mano derecha callosa de botar el balón. Montamos en bici, nadamos, hacemos trekking… vamos hay un sinfín de actividades en nuestra familia. La Pasta De Lassar nos ayuda con todos los golpes, erupciones, raspaduras y rasguños menores habidos por haber. Y así pasamos de deporte a deporte con alegría y comodidad.

¿Tienen algunos consejos? Comparten su experiencia con nosotros en nuestra página de Facebook o por Twitter.

logo-medium

Sana sana colita aliviada. Pasta Lassar es tu pomada.

Posteado por Claudia Andrade el 31 / 07 / 2012