Vuelta al Cole

Escrito por:

Maria

Maria Amelia Bazdekis, editora y escritora del blog Mommylogue. Encuentra la en su blog mommylogue.com, en Facebook, en Twitter y en Pinterest.

Hay un tema en la que todas las mamás estamos de acuerdo. ¿Imposible? No. ¿Cuál es este misterioso tema? Fácil. Cuanto más mayor nos hacemos, más rápido pasa el tiempo. ¨Tempus Fugit,¨ dice la frase en Latín. El tiempo fuga - es cierto.

Este verano ha sido el verano más corto de mi vida y no lo digo por falta de número de días vacaciones. Lo digo por lo rápido que pasaron los días. Parece que fue ayer que estaba guardando lapiceros y cuadernos que habían sobrado del año escolar anterior. Sin embargo esta tarde me la pasé poniendo etiquetas con los nombres de mis hijas en todos los cuadernos y folios recién comprados para el nuevo año escolar. Corrección – puse etiquetas en los artículos escolares de mis hijas menores, las mellizas. Mi hija mayor me explicó que ya no necesitaba que yo se lo hiciera porque es su responsabilidad ocuparse de estas cosas. Esto me produjo alegría, orgullo… y un poquitín de tristeza a la vez. Ya no me necesita para algunas cosas. Pero así es la vida.

Beach01

La verdad es que con todo lo rápido que pasó este verano, nos lo pasamos fenomenal. Estuvimos muchos días en la playa, en la piscina, en los campamentos, con la naturaleza… bueno, en todas partes menos en casa. Por supuesto al estar tanto tiempo afuera al sol y al aire la piel nos sufrió. ¿Cuales fueron los cortes y rasguños más comunes de la temporada? En orden revés:

  • Dedos de los pies lastimados – las chancletas pueden ser traicioneras.

  • Rodillas rozadas – cuanto más se corre y se sube a los arboles, más oportunidades para hacerse daño.

  • Codos secos – al pasar mucho tiempo en el agua de la piscina (con cloro) y al sol la piel se seca.

  • Salpullidos – causados por alergias, mosquitos, sol o temperaturas altas.

  • Rozaduras en el área del bañador – por causa de la arena de la playa.

Ahora, sonrío al pensar en estas pequeñas irritaciones del verano. Pero en su momento fueron la causa de quejas y sueños perdidos. La Pasta De Lassar nos sacó de muchos de estos apuros, particularmente en cuanto a las rozaduras, salpullidos y piel seca.

Pero ahora pasamos del sol y del agua a la época de deberes y cuadernos, y esta temporada lleva con si otras razones por tener pieles molestas. Vamos a repasar:

  • Hombros y axilas rozados de llevar mochilas y bolsas pesadas.

  • Deditos con callos de escribir con lápiz o pluma.

  • Rozaduras en los pies de llevar zapatos nuevos.

  • Pellizcos de cremalleras.

  • Golpes y tropiezos a la hora del recreo.

Backpacks

Entre las muchísimas cosas que nos exige el colegio que compremos, también figuran artículos de saneamiento para los niños y para la clase. Por ejemplo, la primera semana de clase todos tenemos que mandar pañuelitos, toallas de papel y desinfectante para las manos. Pero yo he añadido tres cosas más en la lista de productos que compramos a principio de año. Estas son crema hidratante para la piel, bálsamo para los labios que sufren por frio o deshidratación, y Pasta De Lassar. La Pasta De Lassar logra curar e evitar todo lo que las cremas y bálsamos no pueden, y por eso es una parte importante de nuestro equipo escolar.

¿Y tú? ¿Cómo preparas a tus pequeños estudiantes para el nuevo curso? Sea como sea, te deseo a ti y a tu familia toda la suerte, alegría y buena salud posible.

¿Tienen algunos consejos? Comparten su experiencia con nosotros en nuestra página de Facebook o por Twitter.

logo-medium

Sana sana colita aliviada. Pasta Lassar es tu pomada.

Posteado por Claudia Andrade el 06 / 09 / 2012